miércoles, 19 de diciembre de 2012

Angels

El tiempo se contrae en una realidad extensa y empieza a quemarme las mejillas. Levanto la mirada y entre aire ahogado aparecen tus ojos. Y todo lo que pasa después, pierde sentido. El tiempo se desliza inestable, pero mi corazón se siente fuerte. Hay ganas de comerse. Hablarse, abrazarse, contarse, conocerse, volarse, volarse los sesos. Huír. Desaparecer del presente y unirse a otra galaxia. Empiezo a pensar en la quimica como algo real. Estoy viendo con mis propios ojos como las burbujas empiezan a salirse del vaso y voy a besarte. Y entonces lo hago. Y me pierdo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.