lunes, 2 de septiembre de 2013

Oírte

Andando por una calle con demasiado ruido entorpecedor,
escuchar como desde un sitio lejano,
podía llegar tu voz con la misma belleza.
Entrar por mis tímpanos,
embriagarme de calma
y adormecer cualquier pensamiento negativo.
Sonreír, fuerte y grande.
Y verme rodeada en unos pocos segundos de felicidad,
magia
y amor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.