viernes, 17 de septiembre de 2010

História

Aunque el suspiro que salía de tus labios estremecía mi piel, yo quería besarte. Necesitaba cada parte de ti, quería sentirla, descubrirla y amarla. Algunos ven en el tiempo un simple transcurso de momentos, pero no es mi caso. El instante en que sentí tu cuerpo, volcó mis emociones. Eres alguien forjado en recuerdos a quien por un instante, pude sentir. En ese momento pude saborear cada pequeña fracción que te ha echo ser como eres. Y aquella persona, que se hizo de un sinfín de historias, me besó a mi, para regalarme un poco de otra nueva historia. La mía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.