viernes, 3 de septiembre de 2010

Mierda, joder. Dependo de ti... te necesito. Y eso es malo. Porque tu no me necesitas, tu no dependes de mi... Ya me lancé a la piscina, ahora solo espero que no me sueltes y me ahogue en ella.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.