miércoles, 23 de febrero de 2011

Querido anónimo

Últimamente pienso mucho en ti. Si, debería ser raro pero no lo siento así. Eres una persona que me crea curiosidad, alguien interesante de mirar, alguien interesante de escuchar, alguien interesante sobretodo de sentir. Y te siento ¿Sabes? Puedo sentir cada chispa de luz que lanzan tus manos y cada mar de arte que transmites con una mirada. Mirarte me hace pensar que hay mucho más allá del muro que mi rutina crea. Me haces ver la vida como algo intensamente bonito y infinito. Allá donde miro veo arte. Eres la clave de bóveda. Y lo que me sorprende es que no me gustas. Puedo pensar en ti horas y horas, que siempre voy a verte como algo especial, algo que es más bonito de lejos, algo que debe estar lejos. Quiero poder seguir viéndote desde aquí, desde mi perspectiva.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.