sábado, 26 de diciembre de 2009

En todo momento, sé que hay algo que me desestabiliza. Y con eso me refiero a las injusticias. El poco valor, la ignorancia, o la avaricia, que llevan a cometer injusticias, me desvanecen. Saber que has dado todo lo que has tenido en tu corazón para alguien, y es alguien ni siquiera se ha tomado el tiempo de escuchar tus llantos después de su ida.. Intentar hacer las cosas de la mejor forma, y regalar tu tiempo para buscar la mejor ocasión, y obtener como resultado que encima te lo echen en cara... Es algo que me crea una impotencia destructora, que se apodera de cada pequeño rincón sonriente de mi ser. Me descontrola y entro en trance, en algo que no soy, o al menos no quiero ser. La rabia me desfallece, y no hago daño a quien se me cruza, sino, lo contrario, dejo que me hagan daño con más facilidad. Bajo la guardia, para darme el pequeño placer de llorar la tristeza, y entonces acabo perdiendo hasta el último resto de mi orgullo y mi razón. Pierdo los papeles, y finalmente me conformo con caer sobre mi cama y no saber como salir del caos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.