miércoles, 2 de diciembre de 2009

El infinito a caído a mis pies para abrumarme con una éxtasis descontrolada. Recaigo cada día en el mismo sin sentido de mi propia mente, y consecutivamente me pierdo sin mi. Mis ideas se cruzan, se enlazan, se juntan y se separan, y nunca acabo por comprenderlas. Quiero tantos fines y cuesta tanto compaginarlos... Creo que he llegado a la conclusión más lógica, o ellos o yo. Y no hablo de competencia profesional, sino una balanza entre lo bueno para ellos, y lo bueno para mi. Ese pequeña grado estable en el que la balanza no se vea afectada mayoritariamente en ninguno de los lados. Y ese punto parece no existir, la balanza tiende a llevarla mi subconsciente a "ellos" y alejarla de mi bien propio. Que me quedará si al final no logró expresar sin sentirme mal, lo jodidamente duro que se me hace esto. Cuando dejaré de ser tan absurda de querer hacer creer a los demás una verdad que ni yo misma he llegado a creerme jamás.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.