jueves, 14 de enero de 2010

A mi me hace daño que no entiendan cuando digo que mis pensamientos evolucionan. Que no se molesten en ponerse en mi piel, en escucharme, no solo oírme. Tengo suficientes valores como para no dejarme llevar y pienso mucho más las cosas de lo que se piensan. Y aún así me juzgan, como si fuera la tonta que perdona sin más. Y me hace daño porque he pasado meses pensando, he sufrido y he padecido la falta de un ser, y he trabajado mi cabeza para llegar a muchas conclusiones. Aunque no sepa explicarme, quiero que me den un voto de apoyo. Sé lo que hago. Darme el placer de la duda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.