martes, 23 de febrero de 2010

Niña

Giraré hasta trazar el horizonte entre mis ojos. Daré vueltas y más vueltas, hasta marearme, y caer rendida. Si para entonces tus manos no acarician las mías consagradas con tu corazón, no esperes mi calma, ni mi paciencia, ya el tiempo se olvidó de esperar. Arrópame en tu manto de estrellas, que hoy no me dejas jugar.

2 comentarios:

  1. Y tú también en mis recuerdos señorita Carla.

    ResponderEliminar
  2. Que sepas que me acuerdo de ti y que tengo ganas de verte (eso que no falte nunca). Por cierto, me dijeron que estuviste invitada, pero entre el accidente de Afri y todo al final nada, me hubiera gustado que viniers, pero no pasa nada, ya lo celebraremos otro año. Espero que nos veamos pronto (ahora no que vienen exámenes) Te quiero.

    ResponderEliminar

Se ha producido un error en este gadget.