martes, 16 de febrero de 2010

Saber sentir es difícil. Saber canalizar cuando la magia te abruma el corazón. Saber entenderse uno mismo, escuchar y comprender nuestros sentimientos. Pero mucho más difícil es saber querer. Y muchas veces pienso que se trata de tantas cosas... que me da miedo no cumplir con alguna de ellas. Saber respetar, compartir, escuchar, dar amor, dejar espacio, demostrar, confiar... y quien sabe cuantas cosas más. Se necesitan saber tantas cosas, que aveces me pregunto si sabré querer. Y la respuesta la hallo al pensar, que igual querer se trate de preocuparse por cumplir todo lo que la otra persona necesite. Quizás, escribir lo que he escrito, sea señal de que le quiero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.