martes, 20 de julio de 2010

Estaba tan concentrada en hacerme creer que nunca me querrás que no me he dado cuenta de lo que me estabas diciendo. Tenía tanto miedo a quererte que decidí no escucharte, ni tan solo oírte. Y ahora, he abierto los ojos. Siempre he sabido que eras tú quien realmente me hacia sonreír con solo mirarme. Quien con solo una sonrisa hacía brillar mis ojos. Quien me hacia sentir como una autentica princesa. Quien poseía la inocencia que despertaba la parte más infantil de mi ser. Quien me hacía reír, y aun más, me hacía totalmente feliz. Yo quiero estar contigo, y no tengo ni idea si lo sabes. Yo solo quiero hacerte feliz, sacarte una sonrisa con solo mirarte. Quiero darte calor cuando tengas frío y limpiar tus lágrimas cuando te queme el corazón. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.