viernes, 30 de julio de 2010

Es como una metralleta que apuntala mis emociones. Como un tirachinas que apunta de pleno en mis sentidos. Como si se desgarrara por dentro algo, algo que duele. Es tan literal, que mi mente se queda a un lado y mi cuerpo se descontrola. Puede que en mi mente te haya echado fuera, pero mi cuerpo sigue pidiendo de ti. Mi cuerpo te quiere ¿Sabes? Me pide constantemente que me vaya a buscarte. Me mata saber de ti, me esta matando. Me hago daño yo sola luchando contra mi mente que quiere borrarte, y mi corazón que te busca en cualquier parte. No culpo a mis dedos por escribir tu nombre en Facebook cada 5 minutos, la culpa es mía.

1 comentario:

Se ha producido un error en este gadget.