jueves, 12 de agosto de 2010

Francamente, aveces siento que mi sueño es como un cohete que lancé un día, el día en que decidí textualizar que quería ser de mayor. Pero, el cohete esta tan lejos que es difícil adivinar su trayectoria. Aunque lo siga, siempre me queda la duda de si un buen día me despertaré y me daré cuenta de que mi cohete se desvió justo en ese instante para alejarme de mi sueño para siempre. Esos son los miedos que corroen mi cabeza. Aunque ahora todo parezca tan nítido des de tan lejos, tengo miedo de que trayectoria descubra cada vez que me acerque más a él.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.