martes, 31 de agosto de 2010

Eres mi sonrisa. O por decirlo de otra forma, mi sonrisa eres tú. El reflejo con el que brillan mis ojos es el tuyo. El calor que anhelo cuando hace frío pertenece a ti. La apisonadora fuerza que me aprieta el corazón cuando te pienso es simplemente tu existencia. Si me faltas, perdería el son de mis andares. Perdería la forma de hacer a mis sentidos, vivir de la manera más bella. Amándote.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.