miércoles, 13 de octubre de 2010

Aquí o allí, no se dónde buscarte. Aunque no estés el dolor de la indiferencia se mezcla con mi sangre día a día. Las ansias de chillarte se me hacen más amenas a cada suspiro, sin temor a tu respuesta. Me falta el aire. Hay cosas que una no entiende de ninguna forma, aunque se lo expliquen más de tres veces. O puede que no haya querido entenderlo nunca. Eres como un títere que esconde dos caras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.