domingo, 24 de octubre de 2010

Y ahora aquí, y ahora allí, y vuelvo, y me vuelvo a ir, desaparezco, a la derecha y después a la izquierda, atrás, y vuelta a empezar. Y entonces tu te preguntas porqué te quiero. Y yo me pregunto si lo sabes, si sospechas que eres un humo chispeante que se esta pegando a mi alma para enamorarme. Luego vuelvo a hacerme esa pregunta, pero contigo. Dudo que lo sepas pero, creo que eres especial, y que puedo quererte sin querer. Y seguidamente me pregunto que será de ti, también. Si vas a venir a buscarme algún día o si por lo contrario tus ojos nunca van a mirarme para decirme: te quiero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.