jueves, 29 de enero de 2009

Aveces se convierte en un amor prieto, desmonta esquemas y suprime reglas. Aveces esquiva palabras, y juega con miradas perdiéndose en su horizonte, en nuestro horizonte. Aveces cuenta mil historias entre sonrisas mezquinas y sin vida. Aveces lo es todo. Aveces no es nada. Aveces...
Aveces me gustaría robarle su piel, para poder acariciar su pureza, sentir y sentir sin parar, esa sensación de contacto, tacto, calor, pasión, amor, esa droga que conmueve cuerpo y mente. Me gustaría contraer mi corazón y dejar de querer rozar sus labios, suavemente, compartiendo y fusionando nuestras bocas, ir buscando el amor. Estructuras sin sentido, de algo tan inofensivo, como es esto.

Cromorancia
si, cromorancia

(No preguntéis el significado, porque no lo tiene concretamente, no es más que una de las creaciones de mi mente, mientras sueña, con una palabra capaz de definir todo lo que significa un puro recuerdo junto a ti)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.