martes, 13 de enero de 2009

Existen dias en los cuales el mundo parece hundirte bajo el agua, y no dejarte salir. El miedo, el terror, el pánico que llega a causarnos reconocer un mal acto, y pensar en las consequencias que puede causarnos agovian a cualquiera.

Pérderte me ha echo entender lo que quizás ya sabía. Que te quiero. Aunque para reconocerlo haya tenido que darme cuenta de otras cosas que quizás hubiera prefereido no saber.
Una vez más he aprendido acerca de los sentimientos, de la vida, y sobretodo acerca de mí.


Aveces es mejor no pensar, y dejarse llevar..

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.