martes, 2 de marzo de 2010

La calma de una mirada tenue, de una sonrisa amable y sincera, y sus palabras simpáticas y tiernas. Carece de sentido decir, que tu ilusión, la comparto, y que tu felicidad se ha convertido en un pilar de este palacio. Quizás sea la cercanía, la seguridad que transmites, o que seas verdaderamente tú desde el primer momento, y que me hayas enseñado tanto en tan poco. No se la razón exacta, pero cada vez que te siento cerca, todo lo difícil se hace mas ameno. Conviertes mis errores en pequeños fallos, mis problemas en ridículas tonterías, y creas la compañia, cuando la soledad no esta ausente. Solo quiero decirte en palabras, lo que en echos he intentado transmitirte, y es que, gracias a cada pequeño segundo que me has dedicado, has conseguido hacer, mi vida, mucho más sencilla, mucho más feliz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.