sábado, 10 de abril de 2010

Da igual en que punto de mi vida me encuentre, y que camino recorra. Todos los trenes paran en tu estación. Siempre recuerdo aquellas pequeñas cosan que hicieron de ti, una persona más que especial. Con el tiempo saboreo lo que en aquel instante no supe valorar, quizás. Por mucho tiempo que pase, eres la luz que me ilumina, y si tengo que nombrar la relación perfecta, sería la nuestra. Por mucho sufrimiento, por mucho dolor, por muchas inestabilidad que tuviéramos, sé que mis relaciones siempre se basaran en eso. No cambiaría por nada, todas las sonrisas que tengo guardadas en mi cabeza, y el amor tan intenso que sentí por ti. Luché hasta el final para encontrarte de nuevo, y lo logré. Y quizás por la eternidad del sentimiento, he aprendido a dejarme llevar cuando estas alrededor, a no dejar de luchar por conquistarte, sacando lo mejor de mi. Sin duda, eres la imperfección más perfecta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.