lunes, 24 de mayo de 2010



Pero sin correr, que no haya prisa, te convenceré con millones  de sonrisas. Para que te despiertes de una vez y te des cuenta que  no hay nada que perder...
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.