jueves, 27 de mayo de 2010

Nunca podría nombrarte sin tener el pulso acelerado. No se como empezar, pero mi instinto me dice que de todo hay un principio. Puede que lo primero, el primer cimiento, seas tú. Tú, tu sola imagen, tu mirada, tu sonrisa, tu presencia, tú. Porque si no fueras "tú", algo tan abstracto y perfecto a la vez, no habría un "yo" como tal. Y tú lo sabes... Eres mi cáliz de fuerza cuando me pierdo entre mareas, eres la consciencia de mi corazón cuando la razón gana la batalla, eres la palabra perdida en mi pensamiento, eres el sentimiento de transparencia en mi cabeza, eres la luz. Si, la luz, mi corazón no puede ver sin ti, eres la luz que lo guía, la luz que le da calor, la luz que desprende fuerza. Significas magia, significas paz, significas infinito, agua, sonrisas, azul, verde, el sol, mi corazón. Significas muchas cosas, cosas que van mas haya de lo coherente, cosas que van más haya de la palabra. Pero sobretodo, significas inspiración. Eres la luz de la inspiración. Una fuente de magia, de donde brota el arte, echo humano. Y tal vez, empieces a pensar que mi razón delira, y mi mente hace estragos, pero... eres tú, y para mi tú eres todo esto y más. Aunque lo oscuro intente abatirme, siempre habrá una cuerda anclada a ti, siempre. Nadie podría entenderme jamás tanto como tu lo haces. Puede que sea por que nos conocemos a la perfección, puede que sea por como somos, puede que sea por que estamos predestinadas a una vida juntas, o puede que sea simplemente casualidad. Sea lo que sea, te has convertido en una de las cosas más básicas por las que respiro. Y sin tu tiempo, tu simpatía, y tu cariño, no sería como soy ahora. Cuando compartes conmigo tu vida, por una milésima de segundo, se convierte en paz. Esa paz que solo suelo encontrar a solas, revive contigo, como si me acompañara mi otra parte, una a la que no oculto mis pensamientos, con la que los secretos no existen. Me desvelo y puedo decir con palabras lo que mi corazón calla, puedo expresar mis reflexiones, puedo ser yo misma, en mi fracción mas intima, delante de otra alma. Otra alma que sabe entenderme, y es única, muy única. Puede que devolver tanto, sea un proyecto difícil, pero no imposible. Y es lo que pretendo con cada sonrisa que te envío, quererte. Quiero decirte que te quiero, mas haya de lo que la palabra expresa, solo presente en nuestras mentes, un significado tan profundo. Porque tal vez estemos aquí, unidas, frente a cualquier batallada, preparadas para representar las palabras. Vivimos para sonreír a la vida como viene, despertando la ilusión que la gente parece perder, añorando las palabras que solo el corazón sabe deletrear. La prueba, nuestras almas unidas formando una sola cuando estamos cerca. Se que piensas en cada instante, y que añoras con cada mirada. Se porque parpadean tus ojos ahora mismo, y porque la sonrisa se dibuja en tu cara. Se porque tu cabello se mece al son del viento, y porque vives. Vives, para ser feliz. Vives, para darle todo lo que tienes a tus corazones amados, y poder creer soñar y ilusionarte, en este sin sentido de mundo. Y siempre, te diré, que yo viviré, entre otras cosas, para hacerte feliz, para darle todo lo que tu sonrisa me da solo al mirarme, para darte lo que eres, en hechos. Agradecerte que estés aquí, ahora, y para siempre.

1 comentario:

  1. " The meeting of two personalities is like the contact of two chemical substances: if there is any reaction, both are transformed. "

    Esta cita de Jung es muy cierta. Conocer bien a otra pesona te hace cambiar a ti mismo. Y hay personas que consiguen transformarnos (para bien) más que otras. Gracias a esas personas nuestra vida se hace más llevadera.
    Besos

    ResponderEliminar

Se ha producido un error en este gadget.