jueves, 20 de mayo de 2010

Voy a emborracharte hasta que caigas rendido a mis brazos, como el viejo truco, versionandolo. Pretendo emborracharte de tantos cumplidos que tus mismos oídos se volveran adictos a mi voz. Cruzaré la frontera entre tus labios y tu boca, y seduciré tus papilas para que solo saboreen con buena cara mi saliva.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.