jueves, 19 de mayo de 2011

Habitación del amor

Camina de puntillas hacia la habitación. Asoma la cabeza discretamente, y le observa. Sus mejillas son el blanco de su mirada. Tan tersas. Las dibuja con la mirada... Como le gustaría darle un beso. Él se gira y la descubre detrás de la puerta. Sus ojos le intimidan. Se pone nervioso pero no pierde la sonrisa. Le gusta que haya venido a verle. ¿Que querrá decir? se pregunta. Ella abre del todo la puerta y se empieza a acercar. Los dos corazones laten rápido. Nervios. Mariposas en el estomago. Y grillos, y pájaros, y conejos... Y una sonrisa sonriendo a la otra. Se sienta al lado de él, y se ríen. Como dos tontos, intentan disimular la incomodidad. Ella quiere besar sus labios. Si, lo quiere. Y querer es amor en estado puro. Amor es vida. Y quiere vivir. Le arranca un beso... Y él se lo devuelve.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.