lunes, 20 de julio de 2009

En un instante todo se hunde y invade la cruzada de frialdad contra tristeza. Es realmente increíble como cuelgas de un hilo tan frágil, que la casualidad puede romperlo de golpe, y dejarte caer en el vacío. Las piezas fundamentales se desprenden de ti en cualquier momento, unas detrás de otras, y la sonrisa se va escapando de tus labios. La tristeza es algo compleja, tan intensa pero tan sobria, que llega a superarme en un momento muy breve.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.