domingo, 26 de julio de 2009

Perdón si estoy decepcionada. Perdón si no se que decir. Las lágrimas caen mojando mi cara, sin saber como reaccionar. El dolor no me crea resignación. Al contrario, te quiero y no entiendo el sentido de la vida. Si esto se trata de un aviso, para aprender a abrir los ojos cuando personas tan importantes son capaces de ser tan crueles, lo siento, pero odio esta vida. Perdona si mi vida se hace un poco más amarga, un poco mucho. Pero es que una parte de mi vida se ha fundido en la nada, en un instante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.