martes, 28 de julio de 2009

Nada es perfecto. Así que si por un solo segundo crees que tu vida va a la perfección, puedes empezar a temer.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.