miércoles, 12 de agosto de 2009

Abro los ojos de par en par. Y sin marcar el tempo los caminos se descuelgan en mis sueños. De aquí para allá, desahuciando el destino. Intentando hacerme un cróquis de la situación. Tú conmigo, y el volviendo, tus manos abrazándome y un beso en la mejilla descartando cualquier olvido. Los lugares que me esperen que teman... que despierten cierta sensibilidad por la esperanza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.