sábado, 22 de agosto de 2009

Caer como un alma muerta que no siente ni padece. Desprender ese olor a rimmel corrido y sufrimiento. Solo quiero esconderme donde el tiempo pase sin sentirlo, sin tener que sufrirlo, y salir, únicamente el día en que decidas que volver junto a mi es lo que quieres. Puedes romperme hasta la más feliz realidad, pero es mucho más difícil que convenzas a este empeñado corazón, de que no eres su camino. Tenía todas las ilusiones puestas en ti, y lo único que me hacía perder la razón, es imaginarme tus besos. Los anhelo todos los días, a cada tiempo muerto que encuentro, y los echo de menos. No me hagas vivir sin ellos, porfavor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.