miércoles, 12 de agosto de 2009


Y quizás llega un punto en que no hace falta que digas o hagas nada, solo que abra los ojos, y la magia deje de cegarme. No se donde dejar todo ese amor que no te doy. Necesito amarrarlo a algún lugar, evadirme de él. Porque me doy cuenta que te quiero, y el miedo ya no me aterroriza, el problema es que he perdido la ilusión. No se si exactamente estoy para esto, puede que ya no busque amores pasajeros. Y posiblemente penséis que me precipito, que corro más deprisa que el tiempo, y que eso viene mas adelante. Pero en este punto, no era lo más acertado este paréntesis. Y me he dado cuenta tarde. Necesito algo enserio, que no tenga fecha de caducidad, algo que realmente me deje ser libre, para dejar llevar todo el amor que siento cuando quiero. No puedo torturme pensando en como no agobiarte, o que palabras callarme cuando te hablo, para no descompensar lo que sentimos. Me canso, y no se que me aporta esta situación. Los maravillosos ratos a tu lado son increíbles, pero como ya he dicho, esto tiene fecha de caducidad. No me parece razonable, que tenga que estar viéndote pensando cada día en que queda menos para que nuestros caminos se separen. Quizás desde un principio sabia que un día mi cabeza idiota no se podría callar todo esto y explotaría. Y muchos dirán, que habiendome tirado a la piscina, que siga nadando hasta que me ahogue, pero... no puedo. Tengo el terrible defecto de no dejar surgir las cosas cuando hay mas de un 70% de que vayan mal. No se que hacer con todo esto, con tantos sentimientos que un día se van a quedar estancados. Solo quiero ser alguien especial para ti, como tu lo seras siempre. Adoraría poder soñar con mil experiencias juntos, pero no puedo, sería ser ingenua. Y si no puedo soñar... por muchísimo que te quiera, de que me sirve caminar a tu lado, sabiendo de por mano que me llevas a la deriba...



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.