martes, 3 de marzo de 2009

Quizás ahora, tenga más claro que nunca que insignificante me parece que no me quieras. Tantos problemas, tantos dolores de cabeza, que no me tendrían que corresponder, ni a mi ni a nadie, me vuelven cada vez más pequeña en algo que ya no se llevar. Me pierdo entre le gente, y quizás es que no estoy preparada, pero me cuesta todo esto. Seré fuerte para lo común, pero demasiado débil para lo mio...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.