sábado, 7 de marzo de 2009


Recordando el verano, y los días en que los rayos de sol alegraban mi corazón, he revivido todas las sensaciones en un segundo. He vuelto al pasado, para recordar que sentía, y ciertamente, lo he vuelto a sentir. Me he reafirmado de que ese sentimiento no forma parte de mi pasado, sino de mi presente y seguramente futuro. Eres tú, y tus palabras, tus rincones, y tus quimeras, las mi corazón no deja de querer. Y si te digo que te he olvidado, miento. El corazón sigue latiendo al mismo tiempo que latía entonces. Es tan inexplicable y insensato, que no le encuentro la lógica. Pero es realmente la verdad. Te amo, y no dejo de hacerlo, por muchas personas que te besen, por muchas que me besen.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.