martes, 10 de febrero de 2009

Si hay algo que no soporte, es que se juzgue a la gente, sin pruebas o conocimientos aparentes. Nadie tenemos el derecho de juzgar, y si nos paráramos a pensar, lo hacemos de todos modos. Si una persona no viste como nos gustaría, entonces es tonto. Sí una persona, lleva marcas determinadas como prendas, entonces es guay. Sí una persona, compra ropa en comercios poco de moda, y baratos, entonces es un pringado. La sociedad, crea esas imagenes que tenemos de unos u otros, por el simple echo de la apariencia. Otras también, juzgamos con una sola mirada, con un solo comentario, y si no nos sienta bien, para que pensar que igual tiene sus razones? Nosotros, pasamos de entenderlo, y una vez más juzgamos.
Desde mi punto de vista, las personas no nos damos a conocer totalmente con un solo gesto. Juzgar de esa forma sería, entonces, como de un arco iris, antes de verlo todo entero,viéramos el primer color, y al no ser de nuestro agrado, lo diéramos por algo, que no nos cae bien y nos desagrada. Creo que en según que casos, es posible que la primera imagen acaba siendo a la larga la que más cunda, pero no por que con ella conozcas todo de esa persona. Si no porque, aveces, conocemos lo peor, y no nos damos por sorprendidos después. De todas formas, eso no siempre es así, y como todos, merecemos nuestra oportunidad para ser como somos, totalmente, y darnos a conocer en todos los ámbitos.

Sé que todo esto a sido un poco charla, pero es algo que esta dentro de mis principios básicos: El intentar no juzgar, sin previo conocimiento de esa persona.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.