domingo, 15 de febrero de 2009

Y mientras las horas se vayan fundiendo en segundos, la espera se ara larga, y tus manos un imán hacia mi necesidad de calor. Mientras tus labios arañen mis sentimientos, mi corazón ira haciendo destellos de amargura, ira quedando vencido en soledad. Mientras tus palabras no queden, y tus "te quiero" se esfumen sin querer, el amor se ira amarrando a mi ser, y el todo y el nada serán, poco más, que dolor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.